Los Cometas.

Los cometas son los visitantes del espacio exterior, grandes masas de hielo y piedras errantes, capturados por la fuerza gravitatoria del Sol.

A enorme velocidad se precipitan contra el fuego que los abrasa. De ellos surge una inmensa cabellera de vapor de agua y substancias evaporadas por el calor del Sol, que el viento solar les arranca.

En la Antigüedad, los humanos asistían aterrorizados al espectáculo de estos bólidos que cruzaban el cielo con tremenda cabellera, iluminando la noche. Los adivinos los interpretaban y predecían calamidades o hechos gloriosos.

Si el cometa no impacta contra el Sol, o se funde, describe una órbita elíptica rodeando el Sol, y regresa a los espacios siderales, al vacío infinito. Ahora, el viento solar lo empuja y su cabellera se agita delante de él.

Algunos cometas quedan presos por la gravedad del Sol, y al cabo de unos años regresan para iluminar periódicamente nuestras noches, hasta que, fundidos definitivamente, desaparecen.

Página siguiente


Los meteoritos

Los Meteoritos.

Los meteoritos son masas de roca que viajan errantes por el espacio…