Go to Top

Abide With Me

 

En el año 1847 el poeta Henry Francis Lyte se sentía morir, aquejado de tuberculosis. Pastor anglicano de una pequeña parroquia, se despidió de sus feligreses, ya que pretendía marchar a la soleada Italia para encontrar alivio a su enfermedad.

No consiguió llegar a su destino. Antes de morir, en Niza, compuso el himno Abide With Me.
Nunca conoceremos su música. En el año 1861 el músico William Henry Monk compuso su himno Eventide con la letra del himno de Henry, que se hizo rápidamente famoso. Desde el año 1929 se interpreta en la previa de la Rugby Football League Challenge Cup.

Es una canción sobria, melancólica, de pegadiza tonada, que la gente canta con emoción con los ojos húmedos de lágrimas.

Aquí puedes escucharla interpretada por un gran cantante.

 

 

Ahora en una bella interpretación durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de verano del año 2012.

 

 

E interpretada por el Mormon Tabernacle Choir.

 

 

Su letra en sencilla. Es el desgarrador canto de un Humano que se encuentra abandonado en terrible soledad y ve cómo la muerte se le acerca. El canto de un náufrago que, agarrado a un madero solo en la inmensidad del mar, siente que sus músculos se entumecen por el frío y sabe que nadie va a encontrarlo; el canto de un soldado herido que ve impotente cómo su sangre va tiñendo la arena de rojo mientras su vida se apaga.

Abide with me; fast falls the eventide;
The darkness deepens; Lord, with me abide;
When other helpers fail and comforts flee,
Help of the helpless, oh, abide with me.